DEFENDAMOS EL HONOR DEL CHARLY MONTERROSA!!!!!!

El pasado lunes 16 de enero, Mauricio Funes, quien alguna vez fue empleado de Coprefa y del Canal 10, organizó la conmemoración del XX aniversario de la firma de los Acuerdos de Chapultepec en el cantón el Mozote de Morazán y se atrevió a ofender la memoria de nuestro charly Monterrosa pretendiendo que se borrara de la historia de la Fuerza Armada el legado imperecedero de honor, coraje y valentía que dejara a lo largo de su vida como militar honorable, responsable y cumplidor del juramento que un día marcó para siempre su vida y su obra.

Ahora pretende, por mandato de sus mentores de la UCA, que no se honre su heroisidad y que se elimine la denominación de la gloriosa Tercera Brigada de Infantería, de la que fue comandante.
Como si la heroisidad se otorgara por decreto y se eliminara de la misma forma, lo que está provocando es que nuestro Charly pase a ser un mito imperecedero de los miliktares de todo el mundo, como Alejandro Magno, Napoleón, Julio César y tantos genios militares cuyas estrategias nunca nos cansamos de estudiar.
Pretende ignorar que la admiración que por él sentimos viene del suor y las lágrimas que derramó en el campo de batalla, de su actitud de padre hacia sus soldados y del deseo de paz que le movía a luchar por su pueblo en contra de las hordas terroristas que osaban mancillar la enseña patria con ideologías violentas y ateas.
¡Por la Patria y con Dios! es una expresión muy suya que refleja toda su filosofía de vida. Hombre creyente y temeroso de Dios supo dar la vida por los que amaba, y no existe amor más grnade que ese.
Nunca conoció el miedo porque creía en la vida eterna, siempre respetó al pobre y desvalido y nunca lo despojó del pan de cada día.
Ahora, en esta nueva ofensiva contra el Honor, el Charly nos llama desde la eternidad a cerrar filas alrededor de su mando, de su ejemplo, de su recuerdo, a defender a la Patria de la nueva ofensiva que pretende imponer doctrinas extrañas y servir en bandeja de plata El Salvador al mercantilismo rojp internacional.
Es hora de aceitar las armas de la verdad, de elevar nuestra voz exigiendo respeto a su memoria, de llenarnos otra vez de su grito de guerra y de poner el pecho en el fragor de la nueva batalla.
Sombrero bien puesto, pañiuelo alrededor del cuello, arneses bien ajustados, suficiente munición y agua y al combate sin descanso.
La Patria nos llama nuevamente, Monterrosa nos convoca y todos estamos dispuestos por la Patria ¡Vencer o Morir!

¡Por la Patria y con Dios!
Sargento Guido Miguel Castro