La Patria esta por encima de toda ambición y de todo interés sectario

Quizás ninguna otra ciudad sintió tanto la partida de Domingo Monterrosa como la ciudad de San Miguel. El coronel Monterrosa se había ganado con trabajo y cariño a la gran ciudad de Oriente pese al poco tiempo que tenia de fungir como Comandante de la Tercera Brigada de Infantería. Posterior a su muerte, la población rindió un renocimiento al coronel Monterrosa mediante un sepelio simbólico en cual participaron cientos de migueleños. El periódico La Prensa Gráfica recogió el pesar de la población migueleña en la siguiente nota:

Siguen Muestras de Pesar por Tragedia

Consternación ciudadana, sentidas demostraciones de afecto y respeto, y un consenso general de reconocimiento a la virtudes militares de los coroneles Domingo Monterrosa, Herson Napoleón Calito y demás oficiales que fallecieron trágicamente cerca de Joateca, se han observado desde ayer en la capital y el resto del país.
Las principales manifestaciones de pesar y conmoción, fueron detectadas en toda la Zona Oriental, sobre todo en San Miguel, donde específicamente se tenia al Cnel. Monterrosa como un libertador y gran estratega castrense… Desde que se supo de su fallecimiento anteayer como a las cinco de la tarde, sus mensajes, conferencias de prensa y otras disertaciones, estuvieron siendo repetidas constantemente por la radio emisoras, y se hacia referencia a una de sus ultimas intervenciones publicas, dijo textualmente: “Si yo muero, no quiero que se sientan tristes y que todos sean leales a la Patria, que esta por encima de toda ambición y de todo interés sectario”.
La alusiones a su trayectoria militar, desde que estuvo de Comandante del Batallón Atlacatl, hasta que llego a Jefe de la Tercera Brigada de Infantería con sede en San Miguel, se dice, estuvo llena de proezas heroicas, en su lucha contra la subversión y en el poco tiempo que se desempeño como comandante de la Zona Oriental en general, se granjeo la simpatía de todos al grado de que su popularidad llego a todos los estratos…
Se reconocían en el cualidades muy importantes relacionadas con su honestidad, seriedad, valentía, responsabilidad y acertadas maneras de dirigir a la tropa, entre el cual gozaba de un gran aprecio y “cuyo corazón vivía permanentemente”.
La señora Ana Virginia de Bustillo, Presidente del Comité Pro-Soldado Salvadoreño, dijo que la perdida del Cnel. Monterrosa, como la de los demás oficiales, era irreparable y que el Ejército tenia que lamentar por mucho tiempo su partida de este mundo.
Los cadáveres de los considerados Héroes nacionales, cuya nómina es la siguiente: Coroneles Domingo Monterrosa Barrios y Herson Napoleón Calito; mayores José Armando Azmitia Melara y Nelson Alejandro Rivas; Tenientes: Mauricio Arturo Duarte Arévalo, Arturo Amintory Aparicio Erazo y Oscar Villegas Guevara, artilleros: Miguel Ángel Menjivar Guillén y Manuel de Jesús Gómez Martinez, permanecerán en la Funeraria de la Fuerza Armada…

El nombre de Domingo Monterrosa fue eventualmente agregado a la Tercera Brigada de Infantería. Este fue un reconocimiento póstumo al sacrificio hecho por la Patria y en virtud del cariño y respeto recibido por la población de Oriente. En vida, el coronel Domingo Monterrosa lucho incansablemente por alcanzar la paz. El valiente pueblo migueleño y del resto de Oriente reconoció ese gran deseo del coronel Monterrosa.

“…su sueño y objetivo final: La paz y la Reconstrucción de toda nuestra Zona Oriental”

Esquela Tercera Brigada de Infanteria de El Salvador
“PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN EL CIELO:

Te damos gracias por habernos hecho parte de un Ejército Cristiano; que cree en la vida eterna, el perdón de los pecados y en la resurrección de los justos e injustos.

Te damos gracias por habernos enseñado en tu hijo, Nuestro Señor Jesucristo; que nuestro Comandante Mi Coronel Monterrosa está en tu seno.

Te damos gracias por hacernos obedientes y disciplinados para continuar cumpliendo las ordenes de nuestro jefe, hermano y guerrero, para nunca darle tregua a los Terroristas asesinos que pretenden violar la Soberanía Nacional, el Derecho y las libertades del Pueblo Salvadoreño.

PADRE NUESTRO:

Te pedimos tu gran amor por nuestro hermano y que nos des la fuerza y voluntad suficiente para lograr su sueño y objetivo final: La paz y la Reconstrucción de toda nuestra Zona Oriental; así como el Desarrollo Nacional.”

Tercera Brigada de Infanteria
San Miguel
Fuerza Armada de El Salvador
26 de octubre de 1984

“…Domingo Monterrosa…Era un tipo muy inteligente y tenía cierto tipo de encanto. Era listo.”

¿Hubo algún personaje en ese momento que te quedó pendiente de entrevistar?

Por supuesto, creo que con D’Aubuisson tuve solo una entrevista de esas fugaces. Estaba borracho y solo duró 15 minutos, me hubiera encantado hablar mucho más con él y preguntarle por Monseñor Romero y cosas así. Conocí al coronel, después general, Domingo Monterrosa. Lo entrevisté varias veces. Era un tipo muy inteligente y tenía cierto tipo de encanto. Era listo. Sabía relacionarse con la prensa, que no era el caso siempre con los militares, que siempre metían la pata. Pero lo que en ese momento era el primer premio, ganar la lotería, era entrevistar a uno de los comandantes guerrilleros. En ese momento, el gran mito era entrevistar a Joaquín Villalobos. Como periodista hubieras dado tu brazo derecho por tener la entrevista con él. No lo logré, era muy joven, no conocía muy bien el país y no tenía contactos lo suficientemente buenos. Creo, también, que muy poca gente lo entrevistó.

¿Estás al tanto de la intención de borrar a Monterrosa de la historia militar salvadoreña?

De algo me enteré, la verdad es que no conozco los detalles. Es digno de una película la especie de duelo que hubo en esos años entre Villalobos y Monterrosa. Es para una película. El duelo del ‘far west’ pero en contexto salvadoreño. Los gringos decidieron que oriente era donde estaba el problema, pusieron a su mejor militar ahí, en San Miguel, y fue un duelo declarado entre Monterrosa y Villalobos. En lo militar, para gente a la que le fascina la táctica militar y la guerra de guerrillas, esa época tiene que haber sido algo muy digno de estudio.

Entrevista a periodista y autor John Carlin. Lea el resto de la historia en www.laprensagrafica.com